Semana Santa, ¿Cultura o Religión?

Ya se acerca la semana grande, a 82 días del Domingo de Ramos resurgen en la prensa las noticias cofrades, que actualmente ocupan más espacio en las portadas del apartado cultural que del religioso. La Semana Santa se está convirtiendo en un acontecimiento cultural en toda España, ya en los carteles promocionales se puede observar en primera plana "Bien de interés cultural" en vez de poner una simple frase que sirva de reflexión y que llame la atención y que verdaderamente te invite a acudir a ver las Hermandades en la calle y ver al propio Jesucristo y a su Madre, repartiendo Fe, Caridad y Esperanza entre aquellos que observan su dulce mirada.
Hace pocos días una persona a la cual aprecio con locura me dijo:

"Qué bonito es el mundo cofrade cuando se vive entre amigos que comparten tu misma afición, a veces no se profundiza en él, nos quedamos en lo superficial, en el arte, en la policromía, en la anatomía de las Imágenes..., y no sabemos apreciar su verdadero sentido: 'Através de la muerte -la tristeza-, se entiende la Resurrección -la felicidad-' Es tan sencillo como aplicar esa filosofía en la vida del día a día."

 Pues sí, así es, La Pasión de aquel que dio su vida por nosotros debe servirnos como forma de comprender nuestro sufrimiento, y claro, ¿Qué sería la vida tan sólo con sufrimiento? Nada, un simple sentimiento de tristeza. Por eso debemos ver el final, la luz, el camino, la Resurrección, que aplicada a nuestros días se resume en la Felicidad.

A lo que iba, si en vez de poner el título de 'Bien de interés cultural' en los carteles de la Semana Santa, se pusiese una simple frase como: 'Através de la muerte -la tristeza-, se entiende la Resurrección -la felicidad-', ¿Se llegaría al mismo fin? Al fin y al cabo la función de esa frase es la de atraer personas a la Semana Santa, ya sea del municipio o del pueblo, y con la frase propuesta, ¿Se llegaría a más personas, y se alcancaría el verdadero sentido de la Semana Santa? Libre opinión, pero no olvidemos que el Mundo Cofrade es una Forma de vida, que no propone atraer a la masa porque sea un bien de interés cultural, sino que propone la plena conversión y la devoción hacia las Imágenes, que nos permiten acercarnos más a Dios.


Pues bien, esta semana era presentado el Cartel de la Semana Santa Cordobesa para el 2014, en primera estancia aparece Ntro. Padre Jesús del Calvario, que reside en la Parroquia de San Lorenzo, y a su alrededor los característicos arcos de la Catedral, acompañado del Custodio Cordobés, San Rafael.


Hace unas horas, las redes sociales echaban humo como consecuencia de la aceptación por parte de la Agrupación de Cofradías a la incorporación de la Hermandad Universitaria al Martes Santo Cordobés. Muchas críticas por el carácter sangriento de la Imagen Cristífera, por la indumentaria de los nazarenos, la estructura de los pasos, la innovación en varios aspectos por parte de la nueva Hermandad Penitencial del Martes Santo... Y reincido, no olvidemos que la finalidad de las Imágenes en la Calle es la de dar a conocer la Pasión, Muerte y Resurrección del que fue y es nuestro Redentor.

Otro tema en el que creo que debo hacer hincapié es en la reciente y valiente Salida Procesional del Santísimo Cristo de las Lágrimas, os sitúo. En el Barrio de Figueroa, concretamente en la Parroquia de la Asunción, se está forjando el seno de una Hermandad, actualmente Pro-Hermandad. Hace pocas semanas se tomó la decisión de sacar en Solemne Procesión al Titular Cristifero, que con la ayuda de las Cornetas y Tambores de la Banda de Jesús Rescatado, lograron dar a conocer la iniciativa que se está llevando a cabo. Jóvenes Sacerdotes, acompañados de un micrófono iban dando a conocer el mensaje de Jesucristo, como en antaño, donde esa era la verdadera finalidad de las Procesiones, pasear por las Calles a Jesucristo para que la gente fuese profundizando en la Historia de la Salvación y llamar la atención así a aquellos que no podían acceder a la enseñanza. Pues así es, nuestra fe en estos tiempos necesita un empujoncito para seguir adelante, y con iniciativas como esta aún vemos la llama de esperanza, que no todo es lo estético, sino lo espiritual.

Muchas gracias por su atención.
José Mª Benavides.